En Oaxaca, de los 570 municipios, 417 eligen a sus autoridades municipales por el Sistema Normativo Interno, ordinariamente llamado, Usos y costumbres; en tanto que 153 lo hacen por el sistema de partidos políticos.

Por lo anterior, la entidad se distingue por una doble práctica ciudadana. En elecciones para renovar el legislativo, así como para gobernantes estatales y federales, ciudadanas y ciudadanos de todos los municipios gozan del sufragio universal; mientras que para renovar autoridades municipales, sólo algunas personas pueden votar. Por ejemplo, en municipios regidos por el Sistema Normativo Interno, la elección se realiza mediante una asamblea, en la cual sólo algunas personas adultas tienen el derecho a elegir a sus autoridades municipales.

Estudiosos sobre los Sistemas Normativos Internos han definido este régimen electoral como un sistema de organización política que permite acceder a cargos de representación; además, es regido por principios colectivos de reciprocidad así como de servicio público. Ubican entre sus características, que su organización municipal está más identificada con la organización política colonial del ayuntamiento; y que la relación entre este sistema y las comunidades indígenas es parcialmente correcta, pues en 33% (138) de ellos, 81% de sus habitantes hablan una lengua indígena.

Para legalizar las elecciones municipales por el procedimiento de Usos y costumbres en Oaxaca, en 1995 fue reformada la Constitución del estado y la ley electoral. A decir de algunos estudiosos, esta iniciativa estuvo ligada a los intereses del PRI para preservar privilegios, limitar la pluralidad y la competencia (Hernández, 2007:18).

En el terreno político, un acontecimiento reciente y de relevancia, ha sido la alternancia de partido en la gubernatura. A partir del primero de diciembre de 2010, Oaxaca es gobernada por la oposición, después de casi 80 años de gobiernos priistas. La derrota del PRI es el resultado de un proceso social y político en el que pueden ubicarse momentos y hechos clave para su comprensión, entre otros, los siguientes:

  • La presencia, cada vez más notable, de los partidos de oposición, los cuales se fortalecen a partir del triunfo del Partido Acción Nacional (PAN) en las elecciones para la Presidencia de la República en 2000.
  • La conformación de coaliciones entre partidos de oposición.
  • El conflicto sindical-social de 2006, en el cual se observaron posiciones políticas polarizadas.
  • Las fracturas, presentadas entre los diversos grupos del PRI y las rupturas entre gobernadores y exgobernadores, encabezadas por Diódoro Carrasco Altamirano, José Murat Casab y Ulises Ruiz Ortiz.

Procesos electorales recientes

Como en distintas entidades de la República, Oaxaca no ha quedado al margen del interés por la conformación de coaliciones en el afán de sacar del poder al PRI (ver tablas 1 y 2). Así, la primera coalición entre partidos de oposición tiene sus antecedentes en las elecciones locales de 2004. Jornada en la que, tras una elección cerrada y polémica, resulta ganador el candidato del tricolor, Ulises Ruiz Ortiz.

Tabla 1. Coaliciones en elecciones a gobernador en Oaxaca: 2004 y 2010.

Año electoral Nombre de Coalición Partidos que la conformaron Candidatura al

Gobierno

2004 Todos somos Oaxaca PAN, Partido de la Revolución Democrática (PRD), y Partido Convergencia ( PC) Gabino Cué Monteagudo
La Nueva Fuerza Oaxaqueña PRI, Partido Verde Ecologista (PVE) y Partido del Trabajo (PT) Ulises Ruiz Ortiz
2010 Unidos por la Paz y el Progreso PAN, PRD, PC y PT Gabino Cué Monteagudo
Coalición por la Trasformación de Oaxaca PRI y PVE Eviel Pérez Magaña

Fuente: Elaboración propia.

 

Tabla 2. Coaliciones en elecciones federales al Congreso de la Unión.

Año electoral Nombre de Coalición Partidos que la conformaron Candidaturas

diputaciones

Candidaturas

al senado

2006 Por el bien de todos PRD, PT y PC 11 2
Alianza por México PRI y PVEM
2009 Primero México PRI y PVE 11 2
Salvemos México PC y PT
2012 Alianza por México PRI y PVEM 11 2
Coalición Movimiento Progresista PRD, PT y MC

Fuente: Elaboración propia.

En 2006, en el contexto del conflicto político-sindical, se desarrollaron elecciones federales para elegir presidente de la República y para renovar el Congreso de la Unión. Por segunda ocasión, se integran las coaliciones para competir sólo por las curules.

En esta jornada electoral, la ciudadanía oaxaqueña expresó, con su voto, una posición ante el conflicto y ante los protagonistas. Así de las 11 diputaciones federales para Oaxaca, la coalición Por el bien de todos, ganó nueve curules; mientras que la Alianza por México, solo dos. En tanto, en la elección de senadores por el principio de mayoría relativa, de los tres espacios al senado, uno lo gana la Alianza por México y es ocupado por Adolfo Toledo Infanzón; los otros dos son para la coalición Por el bien de todos, ocupados por Gabino Cué Monteagudo[1] y Salomón Jara.

Para la jornada electoral del 4 de julio de 2010, se eligieron la gubernatura del estado, 25 diputaciones por mayoría relativa, 17 diputaciones por representación proporcional y 142 presidencias municipales. Los partidos políticos de oposición volvieron a formar una alianza, de nueva cuenta se unen los partidos, PAN, PRD y PC, a los que se suma el PT. Juntos integraron la Coalición Unidos por la Paz y el Progreso, y llevaron como candidato por segunda ocasión a Gabino Cué Monteagudo. Por su parte, el PRI, en alianza con el PVE, crearon la Coalición por la transformación de Oaxaca que llevó como candidato a Eviel Pérez Magaña.

Un aspecto relevante de esta jornada es la postulación, por primera vez, de dos mujeres como candidatas a la gubernatura de Oaxaca. Por el Partido Nueva Alianza (PNA): Irma Piñeyro Arias; y por el Partido Unidad Popular (PUP): María de los Ángeles Abad Santibáñez. La primera, cinco días antes de la elección anunció su declinación en favor de Cué Monteagudo.

La jornada del 4 de julio de 2010 es, al momento, la votación local de mayor participación ciudadana, además de histórica por el triunfo de la oposición.

Y en cuanto a la cobertura de los medios impresos, ésta se caracterizó por ser insuficiente y sesgada hacia el candidato del PRI. Los medios entraron también en campaña a través de alianzas político-partidistas, buscando ganar posiciones con vista al siguiente sexenio gubernamental (López, 2010).

Para las elecciones federales de 2012, en las que se renovó la presidencia de la República, así como el Congreso de la Unión, en Oaxaca contendieron por cuatro partidos políticos y una coalición[2]: 55 candidatos y candidatas, por 11 distritos electorales; y 10 aspirantes al Senado. En la jornada del 1 de julio se tuvo en promedio una participación ciudadana de 60% sólo para la elección de candidaturas a la Cámara y al Senado. Del total de distritos federales electorales, la Coalición Movimiento Progresista gana 10 y el PRI, uno (ver tabla 3). Obtienen el triunfo cinco mujeres y seis hombres. En la elección al senado, la Coalición obtiene dos curules; y el PRI, una.

Tabla 3. Diputados y diputadas federales electas en la jornada electoral de 2012.

Distrito Diputado Federal Partido o Coalición
01. San Juan Bautista Tuxtepec José Soto Martínez Coalición Movimiento Progresista
02. Teotitlán de Flores Magón Juan Luis Martínez Martínez Coalición Movimiento Progresista
03. Heroica Ciudad de Huajuapan de León Gloria Bautista Cuevas Coalición Movimiento Progresista
04. Tlacolula de Matamoros Eva Diego Cruz Coalición Movimiento Progresista
05. Santo Domingo Tehuantepec Carol Antonio Altamirano Coalición Movimiento Progresista
06. Heroica Ciudad de Tlaxiaco Rosa Elia Romero Guzmán Coalición Movimiento Progresista
07. Juchitán de Zaragoza Samuel Gurrión Matías Partido Revolucionario Institucional
08. Oaxaca de Juárez Hugo Jarquín Coalición Movimiento Progresista
09. Santa Lucía del Camino Mario Rafael Méndez Martínez Coalición Movimiento Progresista
10. Miahuatlán de Porfirio Díaz Aída Fabiola Valencia Ramírez Coalición Movimiento Progresista
11. Santiago Pinotepa Nacional Delfina Elizabeth Guzmán Díaz Coalición Movimiento Progresista

Fuente: Elaboración propia.

Fragmento publicado originalmente en: López, M. M. y Castillo, T. (enero-abril 2013). Mercado electoral y simulación periodística: campañas políticas al Congreso de la Unión, Oaxaca, 2012. Derecho a Comunicar, 7, Amedi.

 

[1] Gabino Cué, cabe mencionar, inició su trayectoria política en el PRI, formó parte del gabinete y de los hombres más cercanos a Diódoro Carrasco cuando éste fue gobernador de Oaxaca (1992-1998) y luego en la Secretaría de Gobernación (1999-2000), durante la administración del presidente Ernesto Zedillo. En 2001, con la bandera del Partido Convergencia, gana la presidencia del municipio de Oaxaca de Juárez.

[2] Los partidos contendientes fueron: Partido Acción Nacional (PAN); Partido Revolucionario Institucional (PRI); Partido Verde Ecologista de México (PVEM); Partido Nueva Alianza (PNA); y la Coalición Movimiento Progresista (CMP), integrada por el Partido de la Revolución Democrática (PRD), Partido del Trabajo (PT) y el Partido Movimiento Ciudadano (PMC).